lunes, 19 de junio de 2017

Estos días leo...#53

Empiezo la semana con dos nuevas lecturas:

La joven e inquieta Felicity acaba de terminar sus estudios de medicina y se dispone a irse a Afganistán con una ONG. Una llamada de su padre, enfermo en una silla de ruedas, va a cambiar todo. Su madre no ha vuelto a casa tras ir a la residencia a recoger las pertenencias de la abuela Déborah que acaba de fallecer. En la residencia le dicen que se marchó muy agitada llevando una caja. Los movimientos de su tarjeta apuntan a que, incomprensiblemente, se ha ido a Roma. Felicity toma un avión y parte en su búsqueda. Termina encontrándola en un hotel, enajenada, rodeada de viejos artículos de prensa y documentos, y con un diario de la abuela escrito en hebreo. 
¿Por qué se fue a Roma la madre de Felicity? ¿Qué esconde el misterioso diario? Un dramático secreto familiar, vinculado a uno de los capítulos más sombríos del pasado europeo. Un secreto relacionado con el destino trágico de su bisabuela, Elizabeth, famosa cantante de ópera afincada en Múnich, y de su hija Déborah, pianista de talento y abuela de Felicity. 
Entre Múnich, Berlín, Cracovia, Roma y Seattle, y a saltos en el tiempo, Hanni Münzer nos narra la historia de cuatro generaciones de mujeres atrapadas por la semilla del mal que acompañó a las tragedias del siglo XX. Cuatro generaciones sacudidas por el amor y la traición, los sentimientos de culpa, venganza y redención, en una novela de intriga apasionante. 

 Después del paréntesis de Deseo de chocolate, novela fragmentaria y de ambientación
histórica lejana, Care Santos vuelve a la línea novelística que le ha valido su mayor éxito, la de Habitaciones cerradas, con más de 25.000 ejemplares vendidos. Diamante azul nos sumerge en el pasado familiar y de la ciudad de Barcelona, en una época, las primeras décadas del siglo XX, en que el esplendor de la burguesía se contrapone a la convulsión social que se vivía en la ciudad.

«Le gustaba cómo la miraba, con unos ojos de un azul tan transparente que parecía posible vislumbrar algo detrás de ellos. A veces se lo preguntaba; Teresa Marquès se preguntaba qué podía haber detrás de unos ojos como los de su marido (¡su marido! ¡pero qué gracia!): ¿quizás había un pasado? ¿un futuro, un olvido y un destino? Teresa no era capaz de encontrar la respuesta, pero le daba lo mismo, porque aquel azul era como para pintarse la vida entera con él. Una vida Azul Silvestre. La que por fin había llegado.»

Y vosotr@s, ¿con qué libros empezáis la semana?    



28 comentarios:

Aglaia Callia dijo...

Hola,

Ambos tienen muy buena pinta, espero que los disfrutes mucho; yo arranco la semana con Marina, le tenía muchas ganas a este libro y al fin lo tengo conmigo :)

Besotes y feliz semana.

♥Angel B.♥ dijo...

Hola!!! No conocía este libro pero si que tiene buena pinta yo estoy terminando El Reinado de la Bella Durmiente, felices lecturas. Besos

Aylavella dijo...

Muy buena pinta los dos, sobre todo me gusta el primero. Disfrútalos.
Yo esta semana leeré La chica de la niebla.
Besos

albanta dijo...

Disfrutalo y nos cuentas.

Maria Vazquez dijo...

Disfruta mucho de las lecturas de esta semana. Besos

Mª Ángeles Bk dijo...

Vaya dos le turrones, eh?? A mí me apetecen ambos. Tienen pintaza.
Feliz semana.
Besos

Inés dijo...

Diamante azul me gustó mucho y ya nos contarás del otro.
Un beso

Irunesa dijo...

Pues he visto un sorteo del primero al que no me he apuntado porque me pilla muy mal de fechas, pero el libro me llama la atención, a ver que nos cuentas.
Un beso y feliz semana

Rosana Marti dijo...

Los dos libros que lees Margari, son muy atrayentes haber si encuentro tiempo para retomar la lectura. Besazos guapa y feliz inicio de semana.

Tatty dijo...

Dos lecturas muy apetecibles, ya nos contarás
Besos

Francisco dijo...

Dos lecturas muy apetecibles. Disfrútalas. Besos.

Natàlia dijo...

Diamante azul me gustó mucho. Feliz semana! Un beso ;)

Atalanta dijo...

Disfruta de las lecturas. Yo estoy con "Visado para Shanghai" :-)

Mrs. Sofia dijo...

"Cuando la miel muere" tiene un argumento trepidante. Me llama mucho, ya nos contarás.
Besos.

Laura Brownieysuscosas dijo...

Yo arrastrando lecturas anteriores... ya nos contarás, Diamante azul la tengo entre las pendientes :)
Besos!

Tuko dijo...

Margari creo que me apuntare cuando la miel muere.Ya que he terminado las obligaciones ahora toca retomar lecturas.Disfruta las lecturas

Ginés J. Vera dijo...

Gracias por tus recomendaciones, Care Santos se me escapó en la Feria de Valencia. Ambos libros tienen una pinta genial. Un saludo.

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Espero que los disfrutes mucho!! Esta semana estoy con Divina Lola, Orgullo y prejuicio y Cada día te espero a ti.
Besos!

susana palacios dijo...

Tengo ganas de leer a Care Santos, el otro no le conozco, a ver que nos cuentas, besotes

Manuela dijo...

Me gustó mucho de diamante azul. Disfruta de la semana y de las lecturas.
Besos

Conxita Casamitjana dijo...

Aún no he leído nada de Care Santos, así que igual me animo con esta.
Besos

Oly dijo...

Me llama más la atención Cuando la miel muere :D
Estaré atenta a tus opiniones!
Besos!

Angela Leon dijo...

Que disfrutes la semana!!!

Marya dijo...

El primero no lo conocía. Yo estoy terminando El lado salvaje. Un besote :)

Mientras Leo dijo...

Yo quiero el de Münzer, el de Múnzer! que lo he descubierto hace un par de días
Corre y me cuentas!!!
Besos

Seveth dijo...

Ya nos contarás que te han parecido, no los conozco y podrían gustarme. Yo estoy inmersa en El Gran Meaulnes (un clásico, según parece xD).
Besos!!!

Mi Álter Ego dijo...

Tengo que hacerme con algún libro de Care Santos. He leído muy buenas reseñas de sus libros. Un besote!!!

Mere dijo...

Hola, Margari. Me ha gustado mucho la sinopsis de "Cuando la miel muere", Felicity parece una muchacha intrépida y la búsqueda de su madre por media Europa desvelando su pasado promete una historia cautivadora. En cambio, veo que la novela de Care Santos vuelve a transcurrir en Barcelona... Deseos de chocolate me resultó demasiado catalana. Desde los personajes, sus nombres, su manera de hablar, de razonar, las tiendas, las calles... Una historia preciosa, desde luego, pero escrita por y para ellos, casi un homenaje. Aunque me encantan las novelas bien recreadas, aquella inmersión total me agotó cual vecina del carrer por una buena temporada.
Un beso.